“Me deprime”: la situación que hizo a Ennio Carota abandonar El Discípulo del Chef

El cocinero italiano se retiró del estudio de manera inesperada.
viernes, 21 de enero de 2022 · 09:41

Un capítulo muy tenso se vivió en “El Discípulo del Chef”. El equipo verde pasó por un mal momento a causa del comportamiento de una de sus integrantes, situación que llevó a su líder, Ennio Carota, al límite.

Todo comenzó cuando el chef italiano bajó una instrucción a su equipo, pero no todos los participantes la acataron. Karen Bejarano decidió hacerlo de manera diferente y eso lo enfureció.

Carota parece estar muy indignado.

El momento además era crucial para el cocinero porque se encontraban en pleno desafío por la inmunidad y había el riesgo de perder una de sus integrantes, como terminó siendo el caso de Pamela Díaz.

La orden que debía seguir Karen Bejarano era hacer unos fideos por separado, pero decidió hacerlos juntos. No conforme con esto, justificó su actuar con un débil argumento, lo que colmó la paciencia de Ennio Carota.

"¿Esto lo hiciste todo junto?, y si yo te dije que lo abrieras", le consultó muy incómodo el profesional de la cocina a la exchica Mekano, quien respondió: “Pero es como magia” y esto causó toda una reacción en el equipo, donde intervinieron Camilo Huerta, Rocío Marengo y Pamela Díaz.

Fuente: El Discípulo del Chef.

"Ay, Karen, ¿vos querés que se vaya la Pame? ¿Estás haciendo todo a propósito?" le reclamó Rocío Marengo, mientras el profesional de la cocina, al precisar además que seguía haciendo la instrucción de manera incorrecta, le gritó.

“No, basta. Dale, vamos” y al ver que Bejarano insistía con su criterio tomó una drástica decisión que dejó a todos boquiabiertos. Ennio Carota se fue del estudio, de manera temporal. "Me voy, me voy a tomar un café y vuelvo", dijo mientras salía del escenario del programa al que luego volvió.

Fuente: El Discípulo del Chef.

En una entrevista fuera del escenario, el cocinero mostró su preocupación por lo que ocurre dentro de su equipo. “Le hablas, y es como si le estuvieras hablando al muro. No te escuchan y, si te escuchan, es como que viven en un  mundo paralelo. Hacen lo que quieren, no están concentrados. Para mí que estoy ahí, y no puedo meter la mano, la verdad me deprime”, confesó.

Otras Noticias